lunes, 16 de julio de 2007

Noticia interesante 3

La Jornada
lunes 16 de julio de 2007

Cada año México pierde 273 mil hectáreas con especies tropicales

Ernesto Martínez Elorriaga

Morelia, Mich., 15 de julio. México pierde cada año unas 273 mil hectáreas de vegetación con especies tropicales, afirmó el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan Elvira Quesada, durante la inauguración de la reunión anual de la Asociación de Biología Tropical y Conservación, en la que participan más de 700 académicos, investigadores y estudiantes de 24 países.
El foro se realizará hasta el próximo miércoles en el Centro Cultural Universitario de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. En su oportunidad, Elvira Quesada anunció que a partir de septiembre la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Semarnat llevarán a cabo un diagnóstico para conocer con exactitud la situación que guardan las selvas mexicanas.
El investigador José Sarukhán Kermez, del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México, comentó sobre los desastres naturales relacionados con los cambios que se generan con los daños ocasionados a los sistemas ecológicos, "algunos de ellos muy severos", que derivan en tragedias por las cuales no sólo hay pérdida de vidas humanas, sino también afectaciones económicas de enorme magnitud.
Indicó que "estamos perdiendo las protecciones que los ecosistemas han dado siempre", como mantener el suelo en su lugar y propiciar la fertilidad. Ante la situación, exhortó a la sociedad en general a proteger a los bosques, "que son los que proveen de agua a la poblaciones, a través de las filtraciones y enriquecimiento de manantiales.
"Perdemos servicios, ayuda de la naturaleza, y apenas nos estamos dando cuenta de esto, tenemos que reaccionar", indicó. Agregó que si bien es cierto que no se cuenta con los recursos necesarios para proteger y conservar el ambiente, "el dinero fluye y ningún país, ni los escandinavos, está destinando los recursos que realmente se requieren. Poco a poco se tendrán que poner en marcha medidas; algunas de ellas serán muy costosas para el país".
José Sarukhán ofreció una entrevista y se le preguntó si los efectos del daño al medio ambiente se verán como un problema de seguridad nacional a corto plazo.
El ex rector de la UNAM respondió que desde hace años la destrucción de los ecosistemas es un problema de seguridad y de conflicto internacional sobre la apropiación de recursos naturales, "y ya lo estamos viendo".
Consideró que si bien actualmente "hay más conciencia sobre el cambio climático, porque hace apenas unos años murieron más de 30 mil personas en Europa por el calor, otro problema igual de grave o mayor es la pérdida de ecosistemas por la deforestación, los daños en los océanos, entre otras causas.
"Por un lado producimos un chorro de carbón y por otro estamos quitando los resumideros de carbón al eliminar bosques y selvas, y al dañar el océano, estamos generando un problema más grande", acotó.
Dijo que ante la grave situación, el Protocolo de Kyoto "se quedó chiquito, los datos que tenían están lejos de la realidad, no reflejan la dimensión de los problemas con la pérdida de casquetes polares, particularmente el norte, se está viendo la afectación a más velocidad de lo que se creía".
Por su parte, el gobernador Lázaro Cárdenas Batel manifestó que el daño ecológico es tal, que se requiere un ordenamiento general que exija que cualquier explotación de los recursos naturales debe ser sustentable, donde los grupos más pobres que viven en las zonas más ricas en biodiversidad también se beneficien.

No hay comentarios: