sábado, 14 de julio de 2007

Noticia interesante

La Jornada
Viernes 8 de junio de 2007

Prueban pollos que los polinesios pisaron América antes que Colón

Se adelantaron un siglo a los conquistadores; hubo intercambio de alimentos
Prueban pollos que los polinesios pisaron América antes que Colón
Investigadores de Chile y Nueva Zelanda revelan el vínculo genético comparando ADN
Wellington, 6 de junio. Un hueso de pollo entregó una importante primera evidencia de que los polinesios llegaron a Sudamérica antes de que Cristóbal Colón desembarcara en las Antillas, indicaron el miércoles científicos neozelandeses.
Los exámenes genéticos de un hueso de la pata de un pollo encontrado en zona centro-sur de Chile mostraron que el ave era originaria de Polinesia y que vivió hace unos 600 o 700 años, mucho antes de que los europeos llegaran a América a fines del siglo XV.
El estudio hecho por antropólogos de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, y por científicos chilenos entrega evidencias sobre algo que los investigadores sospechaban hace tiempo, según explicó la doctora Lisa Matisoon-Smith, del grupo de atropólogos que participó en la investigación.
Desde hace unos 2 mil años, los pueblos de Polinesia navegaron por el océano Pacífico y hace unos 800 o 1,000 años establecieron colonias en Hawai y en la Isla de Pascua.
Los investigadores neozelandeses recogieron huesos de pollo en toda la cuenca del Pacífico y descubrieron una secuencia de ADN distinta que resultó ser la clave para establecer el vínculo con Sudamérica.
Científicos chilenos que investigaban sobre asentamientos precolombinos en la región de Arauco (unos 600 kilómetros al sur de Santiago), encontraron huesos de pollo cuya muestra de ADN era idéntica a la secuencia polinesia.
"La secuencia de ADN era idéntica a la obtenida de un hueso de pollo de 2000 años de antigüedad de Tonga", dijo Matisoo-Smith. El vínculo genético con la Polinesia puede encontrarse actualmente en Sudamérica en la raza de gallinas Araucana.
La doctora Matisoo-Smith dijo que los polinesios pudieron llevar los pollos hacía Sudamérica hace unos 600 o 700 años, teniendo en cuenta la época de los asentamientos en Hawai y en la Isla de Pascua, los más cercanos a América.
Los camotes dulces y las calabazas utilizadas durante siglos en Polinesia, tienen su origen en Sudamérica.
Los científicos también destacaron la similitud que existía en algunas palabras utilizadas por los polinesios y por algunas tribus americanas.
Pero no estaba claro en qué sentido se produjo el vínculo señalado por tales indicios: de ida y vuelta desde Polinesia o por navegantes prehistóricos que partieron de Sudamérica.
En 1947, el noruego Thor Heyerdhal navegó desde Perú hasta Polinesia a bordo de una balsa, la Kontiki tratando de mostrar que fue Sudamérica el punto de partida de las migraciones por el Pacífico.
El descubrimiento de los huesos de pollo demuestra que hubo viajes de ida y vuelta, lo que es imposible a bordo de balsas incapaces de navegar de vuelta a Sudamérica contra los vientos dominantes.
Por el contrario, las canoas de altamar polinesias eran capaces de navegar contra los vientos dominantes, destacó la doctora Matisoo-Smith.
Sin embargo, no hay vestigios de que los polinesios se hayan establecido en Sudamérica.
Los resultados de la investigación deben ser publicadas en Estados Unidos en los Anales de la Academia Nacional de Ciencias.